Lactancia materna

Lactancia materna

La lactancia natural es la manera ideal de proporcionar el alimento para el crecimiento y desarrollo de los bebes y es parte integral en la salud de las madres. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida para luego comenzar a introducir otros alimentos pero sin abandonar la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Los beneficios son incalculables, además de aportar todos los nutrientes y la energía que el niño necesita en sus primeros meses de vida, la leche materna fomenta el  desarrollo sensorial y cognitivo, protege de enfermedades infecciosas y reduce la mortalidad por enfermedades frecuentes en la infancia como diarrea, neumonía. Y no solo beneficia al lactante si no también contribuye a la salud y el bienestar de la madre, ayuda a espaciar los embarazos además de reducir el riesgo de cáncer de ovarios y mamas.

La lactancia es un dar y recibir. La madre que amamanta ve reconfirmada su capacidad de continuar dando vida a través del alimento que produce su cuerpo y la relación amorosa que se da con el amamantamiento es muy gratificante para ambos. El bebé estimula a su mamá, despertando en ella sentimientos y respuestas insospechadas y otro tanto ocurre con la estimulación sensorial, afectiva, psicomotriz que la madre provee al niño cuando lo amamanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *