La práctica del yoga y la crianza

La práctica del yoga y la crianza

El yoga nos brinda herramientas para mejorar nuestra calidad de vida y alcanzar bienestar físico, mental, el equilibrio emocional y la paz espiritual. Estas habilidades nos permiten vencer obstáculos en nuestra vida cotidiana y en consecuencia nos puede ayudar a ser mejores padres. El de la práctica de esta disciplina puede impactar positivamente en nuestros hijos.

La práctica de yoga nos genera un estado de calma interna, por el manejo de la respiración consciente y las endorfinas secretadas en la práctica de las asanas o posturas. Esta calma brinda a nuestros hijos una sensación de bienestar, seguridad y confianza haciéndolos sentir más seguros de si mismo e incitándolos a expresarse más fácilmente.

El yoga también genera una forma muy especial de vitalidad, clave tanto para compartir con tus hijos en sus juegos y asegurar la estabilidad económica en el hogar y todas aquellas actividades que están relacionadas con la dinámica familiar.

Otras de las capacidades que desarrolla esta disciplina son la atención y concentración, estado mental que nos permite como padres observar y comprender situaciones o requerimientos de nuestros hijos que de otra manera y al no prestar atención plena podrían comenzar a desarrollar actitudes a veces no muy positivas para llamar la atención.

El respeto y el amor son valores fundamentales en esta práctica que al incorporarlos en nuestra vida diaria serán los bastones para la felicidad plena de nuestros hijos… si quieres cambios, comienza por ti. Respira y conéctate con esta maravillosa práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *