La gratitud como valor en nuestros niños al finalizar el año

La gratitud como valor en nuestros niños al finalizar el año

Todos sabemos que es la gratitud, es ese estado de ánimo o sentimiento que nos inunda cuando apreciamos lo que otra persona ha hecho por nosotros… y dar las gracias es un gesto que nos enaltece como personas.

La gratitud comienza por la vida que nos dieron nuestros padres, por la naturaleza que nos da el aire, la luz del sol y los  alimentos que necesitamos y por las personas que tenemos alrededor que nos enseñan…nuestros maestros. Aprender a dar las gracias aporta bienestar y reconocimiento a nuestros niños y que mejor   momento que el fin de año para  enseñarlos a ser agradecidos con el año que pasa.

Dependiendo de la edad se puede enseñar y practicar la gratitud de diferentes maneras. Los niños menores de dos años no entienden cuál es el sentido de dar las gracias pero a partir de los 2 o 3 años ya tienen un concepto más amplio de la gratitud y es momento de enseñarles que el acto de agradecer es gratuito y que al hacerlo no debemos esperar nada a cambio.

Debemos enseñar a dar las gracias no solo por las cosas materiales sin o también por los gestos, pequeñas cosas o acciones que han tenido con ellos. Ser agradecidos con ellos mismos también es importante, esos esfuerzos como hacer la cama, los deberes, la mochila, etc.

Enséñale también a dar las gracias por la vida, el aire, el sol, la familia, los hermanos, los amigos, el colegio… esto les enseñara a valorar todo lo que tienen. Y recuerda siempre, padres agradecidos y considerados criaran hijos agradecidos y considerados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *