Conoce tus zonas erógenas

Conoce tus zonas erógenas

Es vital el conocimiento de tu cuerpo para poder disfrutar de un buen sexo. El conocimiento de ti misma y la relajación de tu cuerpo es vital para poder entregarte al placer del sexo de manera plena. Existen puntos estratégicos muy sensibles conocidos como las zonas erógenas de tu cuerpo a los que debes prestar mucha atención a la hora de conectarte con el placer. Hagamos un recorrido por estas zonas para refrescar nuestros conocimientos:

En primer lugar está el clítoris, la zona con mayor cantidad de terminaciones nerviosas en el cuerpo femenino, cuyo único objetivo es generar placer. Los pezones, su estimulación activa las mismas zonas del cerebro que la vagina o el clítoris. El lóbulo de la oreja, lleno de nervios que conectan con el cerebro directamente, acariciarlo genera muchas sensaciones placenteras. La cabeza, acariciar el cabello genera relajación inmediata, clave para el disfrute. Las manos y los pies que tienen hasta 10 veces más terminaciones nerviosas que el resto del cuerpo, acariciarlos con las puntas de los dedos genera un disfrute único.

La piel de todo el cuerpo es potencialmente erógena, la espalda, las piernas, el abdomen, el ombligo, la cara… conoce tu cuerpo y disfruta al máximo de él y de tu sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *