Amamantar a tu bebé

Amamantar a tu bebé

Amamantar a tu bebé es una hermosa experiencia de amor, un momento de intimidad único que deja beneficios innumerables para el resto de la vida.

La leche materna no solo es el mejor y más completo alimento para tu bebé, es también la manera más fácil y natural de satisfacer sus necesidades. Tener a tu hijo en brazos, pegado a tu cuerpo, mirarlo fijamente y hablarle suavemente mientras lo amamantas lo ayudará a crecer sano y fuerte físicamente además de brindarle seguridad afectiva y fortaleza emocional.

Para ti, será una forma de estrechar la relación con tu bebé, una manera sencilla y natural de perder el peso ganado durante el embarazo. Además reduce la probabilidad de tener cáncer de mama y ovario. Si la lactancia es exclusiva, se produce amenorrea (no hay ovulación) que es un método natural, aunque no totalmente seguro de control de natalidad.

La OMS recomienda el calostro (la leche amarillenta y espesa que se produce al final del embarazo) como el alimento perfecto para el recién nacido, y su administración debe comenzar en la primera hora de vida. Se recomienda la lactancia exclusivamente materna durante los primeros 6 meses de vida. Después debe complementarse con otros alimentos hasta los dos años.

La OMS y el UNICEF también recomiendan:

  • Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni  siquiera agua
  • Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche
  • No utilizar biberones, tetinas o chupetes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *